Nuestro legado

Nuestro legado

Quiero escribir una entrada en el blog que se aleja ligeramente de la tendencia de lo que he ido colgando en la página anteriormente. En el artículo no hablaré ni de demoscopia ni de procesos electorales, sino que quiero plasmar una reflexión que lleva asaltándome durante bastante tiempo y de la cual quiero hablar hoy.

En primer lugar debo decir que me considero un joven altamente comprometido con todo aquello que tenga un efecto en nuestra sociedad, tanto a nivel local como a nivel internacional y que afortunadamente somos muchos los que, mediante la información, la reflexión y posteriormente mediante la crítica constructiva luchamos por un mundo más justo y mejor para todos.

Dicho esto, es también cierto que parece que la generación a la que pertenezco se encuentra sumida en una resignación, ya no estoica sino derrotada. Se podría decir que muchos han asumido la estupidez, la inacción y la pusilanimidad como valores que ya no son, siquiera indeseables, sino que muchos ambicionan. Creo que hemos perdido el rumbo antes de salir del puerto, como si nos hubieran vencido antes de entrar al campo de batalla. No sé si el lector puede respirar como yo respiro una atmósfera de pesimismo que a mí me ahoga pero con la que, aparentemente la mayoría, convive sin mayor problema.

Entendería esta actitud evadida si no existiera nada por lo que luchar pero resulta que en mi opinión, todos nosotros nos enfrentamos a una época incierta y llena de desafíos que debemos solucionar pronto si queremos preservar un mundo próspero y sostenible en un futuro. Necesitamos actuar, necesitamos abrir un espacio de reflexión, lo necesitamos de inmediato porque nos jugamos algo de una importancia capital, el legado de nuestra generación.

Considero que existen cuatro grandes áreas fundamentales que van a afectar profundamente a los ciudadanos del presente y del futuro inmediato.

1. REPLANTEAMIENTO DEL MODELO POLÍTICO

En cuanto a este tema, ya lo he tratado anteriormente en el blog pero merece la pena repetirlo tantas veces cuanto sea necesario. En un modelo democrático como el que vivimos, en nuestro país y en muchos de los países de nuestro entorno, el sufragio es el patrimonio más valioso de acción política así que debemos ser altamente responsables con él. Porque parece que pensamos que nuestro voto se diluirá entre millones más, que un “eslogan” pegadizo vence a un programa electoral lleno de propuestas, que aquel que grite más alto tiene la razón por defecto mientras que alguien preparado, si no da bien a cámara será marginado por el votante. El triunfo de populismos a lo largo y ancho del globo son las verdaderas amenazas a la democracia. Que verdaderos ignorantes como Trump lleguen a cotas tan altas de poder debería hacer replantearnos si personajes como éste representan algo mínimamente parecido a un buen gobernante. Para evitar este tipo de situaciones debemos involucrarnos activamente en el proceso político, informarnos y no permitir que por omisión o desinterés unos pocos tomen decisiones en pro de élites de diferente índole que no contribuyen a los intereses de la mayoría.

2. SISTEMA ECONÓMICO

En referencia al modelo financiero, es necesario reformular los términos de la situación actual. El caso de España en este ámbito es sangrante, uno de cada dos jóvenes se encuentran en el paro, más de un 20 % global en cuanto a la tasa de desempleo y una pérdida progresiva de poder adquisitivo de las clases medias y bajas, en contraste con el aumento de riqueza del 1 % más acaudalado de este país hace que se tengan que buscar nuevas alternativas a las políticas de austeridad a ultranza implementadas hasta la fecha. En cuanto a los que defiendan que se está solventando la crisis económica debo responder que esta leve mejora en las cifras macroeconómicas viene acompañada de una fuerte precarización de un sistema muy débil que se sostiene en un sector de escasa productividad como el turismo. Tenemos que buscar ser un país que no fuerce el éxodo masivo de investigadores y trabajadores cualificados, priorizando la inversión en I+D+I, y profundizando en nuevas áreas económicas más productivas y sostenibles con visión a medio y largo plazo.

3. CAMBIO CLIMÁTICO Y MODELO ENERGÉTICO

Considero éste, sin lugar a dudas el desfío primordial al cual se enfrenta nuestra generación. Existen multitud de pruebas indiscutibles de la crisis en la cual se encuentra nuestro planeta, aunque parezca que vuelve a ponerse de moda el absurdo del negacionismo del cambio climático. Entre los motivos para el optimismo podemos destacar que existe cada vez una concienciación mayor sobre la magnitud del problema, y más importante, la inmediatez con la cual debemos tratarlo. Sigo viendo descorazonador aquellos argumentos que defienden el crecimiento económico sin pensar sobre la sostenibilidad ecológica del mismo ya que, es inviable persistir con el modelo de consumo basado en el derroche de recursos al estar estos agotándose. No podemos mirar para otro lado, ni hacer brindis al sol con protocolos climáticos de los cuales, a la mayoría de líderes políticos solo les interesa salir en la foto mientras que a la hora de aplicarlos no se toma una acción significativa. Este cambio de mentalidad requiere de un cambio de actitud, ya no solo global, sino de cada uno de los ciudadanos, virando a un modelo más solidario y comprometido. Una de las áreas en las que mayores esfuerzos deben realizarse es en la energética ya que, además de la evidente merma de combustibles fósiles y su impacto negativo en el medio ambiente, los líderes de las grandes empresas energéticas constituyen un “hub” muy poderoso y cercano al poder elegido democráticamente. Debemos luchar contra el hecho de que un poder económico no elegido por el pueblo tenga tal influencia ya que, como indiqué en el primer apartado, la mayoría de decisiones que benefician a las élites económicas suelen ser dañinas para el grueso de la población.

4. GLOBALIZACIÓN Y SEGURIDAD

Por último, debo referirme a este aspecto que ha generado, genera y generará gran división en nuestra sociedad. Pienso que en el mundo en el que nosotros vamos a vivir, las fronteras van a irse eliminando progresivamente como experimentamos día a día. La aparición de nuevas tecnologías a reducido tiempos y distancias entre los ciudadanos del mundo, desde el aspecto cultural o comercial. Creo que las políticas de rancio aislacionismo constituyen una actitud retrógrada y poco edificante ya que se basan en algo tan primitivo como dañino que es el miedo. Si bien es cierto que nos enfrentamos a diversas amenazas basadas en el atroz radicalismo, la fuerza de la comunidad radicará en que aquellos que pretenden alejar a todos aquellos que compartimos unos valores de libertad nunca triunfen. Instituciones que acerquen a los ciudadanos de distintos países como la Unión Europea, aun necesitando replantearse ciertas acciones erróneas, son necesarias siempre y cuando cumplan su labor, unir bajo un ideal común de respeto y progreso.

Si bien consideraba necesario expresar lo que considero, objetivos fundamentales que nuestra sociedad debe perseguir, animo al lector a que reflexione sobre el contenido, incluso si no está completamente de acuerdo con el mismo. No busco el adoctrinamiento sino que realmente, en algún momento se pueda establecer un debate de ideas, productivo, dentro de un marco en el que todos expresemos nuestra opinión para caminar hacia un mundo mejor.

Si debo elegir una única cosa sobre la que quiero que el lector piense, no es todo lo anteriormente dicho sino que considere salir de la zona de confort, que se replantee ciertas cuestiones y que nunca deje que otros decidan por él mismo.

“NUNCA DEJES QUE TE DIGAN QUE NO PUEDES HACER LA REVOLUCIÓN POR TU CUENTA”

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR

Anuncios

La mentira hecha verdad

La mentira hecha verdad

La “postverdad” (post-truth en inglés) ha sido designada como la palabra del año 2016 según el diccionario de Oxford. Se define como “adjetivo relacionado con las circunstancias en las que los hechos son menos influyentes en la opinión pública que las creencias personales y emociones”.

Personalmente, yo no llegué a entender lo que realmente significaba este término tan de moda entre analistas políticos de medio mundo hasta que vi una entrevista en la CNN a Newt Gingrich, asesor de Donald Trump en la campaña electoral y exportavoz de la casa de representantes americana. En esta entrevista la periodista preguntaba al político sobre una afirmación del presidente electo en la cual decía que los crímenes en E.E.U.U habían aumentado durante la presidencia de Barack Obama lo cual, era rotundamente falso según registros gubernamentales. “A los americanos no le importan los hechos sino lo que sienten. Ustedes (referido a los periodistas) estudien los datos mientras que nosotros (los políticos) escuchamos lo que realmente preocupa a los estadounidenses” respondió Gingrich.

Esta declaración representa, en mi opinión, la esencia del nuevo tiempo político que vivimos, en primer lugar, porque responde a esta nueva realidad de políticos irreverentes, deslenguados, que lanzan soflamas pegadizas para solucionar problemas muy complejos con soluciones fáciles para el oído pero terribles para el sentido común. Esta es la conclusión evidente que observamos en la entrevista anterior pero hay otra conclusión que saco, aún más peligrosa, ya que cuando el asesor de Trump dijo esa somera absurdez no generó en la entrevistadora ninguna sorpresa, ni siquiera en mí mismo. Aquella declaración no era la excepción a la regla sino que era la nueva realidad, la mentira era la nueva verdad. Eso es para mí la “postverdad”.

Las nuevas corrientes políticas que surgen a lo largo y ancho del globo como el eurófobo UKIP en Reino Unido o figuras como Marine Le Pen en Francia o Donald Trump en Estados Unidos representan el rancio proteccionismo, el nacionalismo a ultranza e incluso el racismo y la xenofobia para dar respuesta a problemas cruciales para el devenir del mundo del mañana. Todos estos elementos tienen un denominador común que es la división, el odio hacia lo extraño que es utilizado como chivo expiatorio para los problemas de un país (llámese México, Unión Europea, inmigración…). Considero que la crispación y la división entre ciudadanos que provocan estos movimientos representan un peligro enorme para la sociedad, además de ser deplorables por su cinismo e irresponsabilidad ante temas de semejante importancia.

Tampoco quiero que se entienda que defiendo el inmovilismo ante la crisis de identidad que nuestra sociedad vive. El llamado “establishment”, no sólo compuesto por políticos elegidos por el pueblo ,sino también, por diferentes grupos de influencia nada democráticos, no ha interpretado correctamente las frustraciones de una ciudadanía que requería cambio ni ha manejado de manera suficientemente eficaz los múltiples desafíos a los que se ha enfrentado el mundo en los últimos años.

En definitiva, cohabitan dentro de mí dos sentimientos opuestos referidos a este tema. Por un lado el miedo, ya que veo que la incapacidad de líderes vestidos de apariencia y no de verdad se expande sin freno. Líderes que no miran por el ciudadano sino por las ansias de poder. Líderes nada rigurosos que pretenden arreglar el mundo en 140 caracteres. Líderes que no lo son, sino que son meras caricaturas que se aprovechan de un odio infructuoso pero a la vez pegadizo. Por otro lado, en cambio siento esperanza. Quizás sea por mi inexperiencia, la candidez del joven que no se ha frustrado lo suficiente. Pero a lo mejor, sólo a lo mejor, todos los ciudadanos necesitamos esa fuerza interior para hacer frente a situaciones como el cambio climático, la renovación del poder político o la reconstrucción del sistema económico mediante la coherencia, la crítica el diálogo. Piensen que soy ingenuo, les entiendo, pero creo que podemos cambiar la sociedad mediante la cultura y la sabiduría con las cuales, es mucho más fácil evaluar y juzgar si aquellos que ambicionan el poder lo sabrán gestionar correctamente o no.

Ojalá la “postverdad” quede en un mero esnobismo de diccionario y que no se convierta en la nueva verdad. Yo todavía creo en ello…

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR

El consejo de sabios

El consejo de sabios

Tras un parón en el blog, han tenido lugar las elecciones generales del 26 de junio de las que publicaré en primer lugar, esta entrada en la que hablaré sobre el papel de medios de comunicación y/o encuestas en estas elecciones y en el proceso político actual y un artículo dividido en dos partes entrando a analizar el resultado electoral y más específicamente la inesperada bajada que ha sufrido Unidos Podemos desde las elecciones del 20D.

Entrando ya en materia, hoy querría hablaros de como he visto yo la forma en la que se han abordado las elecciones generales del 26J y mi opinión sobre ello.

En primer lugar, a la hora de entrar a analizar una situación de la magnitud de unas elecciones, hay que tener en cuenta un concepto fundamental y un tanto básico que es que, los únicos datos reales que tenemos son los resultados electorales. Ni más ni menos. Por muchos estudios demoscópicos que nos encontremos, a la hora de votar, el ciudadano deposita únicamente su voto en la urna y se marcha sin que nadie más que el votante en sí sea consciente del sentido de su voto. Además, hay que ser conscientes que en política dos más dos pueden resultar en todo menos cuatro porque la política, simple y llanamente no es matemática.

Probablemente aquellos que lean esto son más que conscientes de que el voto es secreto y que el hecho de votar se compone de millones de historias, una por cada sufragio, sin que éstas sigan para nada un patrón común. Algunos pensarán que hablar de esto es incluso innecesario pero les diré que no , ya que, periodistas, encuestadores e incluso políticos que se dejaron llevar por la ola de euforia, y sin esperar, ya no a que el árbitro pitara el final, sino que ni siquiera habiendo comenzado el partido, el resultado ya estaba definido. Sabios todos ellos sin duda…

En estas elecciones vivimos un ciclo un tanto esperpéntico que comienza con unas encuestas totalmente fallidas porque, ya no hablamos de la gran desviación en cuanto a la proyección de voto de Unidos Podemos que podría llegar a tener un pase debido a la novedad de la coalición, sino que no se tuvo en cuenta algo relativamente obvio que era la movilización del votante conservador en el Partido Popular en detrimento de C´s. Estos fallos demuestran que el trabajo que se realizó no fue bueno por parte de las agencias demoscópicas y esto me lleva a una reflexión: Si a cualquier hijo de vecino se le encarga un trabajo y ese trabajo se realiza fallando en prácticamente en todo lo que se puede fallar, ¿el cliente en cuestión va a volver a contratar esos mismos servicios? La respuesta obvia es que no pero, curiosamente, las encuestadoras (que no es la primera vez que fallan estrepitosamente) siguen siendo contratadas elección tras elección, recibiendo ya no sólo de empresas privadas sino incluso del bolsillo del contribuyente grandes cantidades de dinero en algo que no es más que papel mojado. Con este bizarro modelo (en el sentido británico de la palabra) por el cual cuanto peor es mejor, nunca se hace una revisión de lo que son las encuestas en España lo cual provoca una falta de credibilidad. Porque volvemos al ejemplo del empleado de antes al que se le encomienda una misión y, aun haciendo su trabajo mal, se sigue confiando en él sin que se lleve una mínima llamada de atención. Si al trabajador se le recompensa cada vez que hace su tarea mal, ese individuo no replanteará nunca sus métodos de trabajo.

De lo anteriormente dicho no se debe entender que crea que las encuestas no deberían realizarse sino que:

  1. Desde los laboratorios demoscópicos se debe realizar un replanteamiento de la manera en la que se realiza el trabajo, ya que las encuestadoras cada vez son vistas por la ciudadanía como una herramienta ineficaz cuyo único cometido es dirigir la opinión al gusto de la empresa contratante.
  2. Unificar criterios de la llamada “cocina de las encuestas” por la que se desprecian o se aprecian determinados partidos políticos a partir de la intención directa de voto dependiendo de para qué medio de comunicación está hecha la encuesta (favoreciendo generalmente a partidos afines).
  3. Unos medios de comunicación críticos con las encuestas de opinión fallidas tomando actitudes como la de la CCMA catalana negándose a pagar por la macroencuesta a pie de urna realizada por sigma dos para Forta.
  4. La correcta utilización de los datos proporcionados en sondeos por parte de los medios de comunicación.

Y sobre este último punto quiero profundizar algo más ya que, aun replanteando la manera en la que se hacen los sondeos dándoles un grado de veracidad mucho mayor, es imposible extrapolar un modelo matemático en base a un puñado de entrevistas de un proceso electoral ya que, como he dicho antes, la política no es una ciencia exacta. Siendo conocedores de esto, una encuesta perfectamente ejecutada puede determinar únicamente unas tendencias globales y un esquema elemental y orientativo de la situación política, lo que supone que periodistas y politólogos deben darles a estos estudios una importancia relativa. En cambio, lo que viene ocurriendo últimamente es que de una encuesta se hace noticia que se trata y valora por expertos de todo tipo como si los mismos resultados electorales fueran.

Esto es sólo una consecuencia de la “americanización” del periodismo político que, al más puro estilo de la CNN o la FOX, llenan horas y horas haciendo de cada acontecimiento una noticia. Esto puede llegar a ser hasta un punto comprensible en el sentido que los medios de comunicación, como empresas privadas no tienen que encargarse sobre la calidad de la información (que deberían) sino que pretenden vender un producto y conseguir el mayor rédito posible del mismo. Si a esto se le añade una sociedad basada en la accesibilidad y la inmediatez con la que la mayoría de ciudadanos puede conseguir la información que, sin dejar de ser positivo, hace que no se entre al detalle de la noticia, podemos llegar a la conclusión de que la visión global de la política está pasando a ser de cara a la galería y basada en los gestos y no en las políticas. No dudo que esta política pueda ser más entretenida, incluso se podría llegar a decir que este cambio de enfoque sobre la acción política ha provocado que más gente se involucre en este proceso, pero en mi opinión no hay que sacrificar la calidad democrática para dotar a la política de un atractivo mayor.

Y aquí volvemos al comienzo de este artículo, dentro de ese “ciclo esperpéntico” de encuestadoras, medios de comunicación e incluso políticos, a la hora de atribuir responsabilidades, sin negar los fallos del “mass media” e incluso de los ciudadanos que contribuimos a lo que yo considero la degradación de la calidad democrática, los políticos de todos colores e ideologías son los mayores responsables de esta situación.

Desde los partidos “viejos” que no supieron acometer una regeneración profunda del sistema que hubiera hecho innecesaria la irrrupción de partidos como Podemos o C´s, e incluso estos últimos partidos que, en mi opinión, han trasladado al Parlamento una mayor pluralidad ideológica (que ya existía en la sociedad) pero que de momento, han provocado que la política se base más en sobrevivir en el sistema o en dejar en fuera de juego al rival político en vez de ejecutar leyes útiles y necesarias que contribuyan a un mayor bienestar de los ciudadanos.

Porque la política debe ser la gestión de un presente que necesita una profunda remodelación y la proyección de un futuro ilusionante y mejor. Esto solamente puede darse por medio de unas instituciones eficaces y sólidas que promuevan iniciativas necesarias que den lugar a un cambio real, un cambio que no debe parecer sino ser.

PORQUE LA POLÍTICA SE REDUCE A HACER LA VIDA DE LOS CIUDADANOS MEJOR

El consejo de sabios debería conocer conceptos tan básicos…

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR

El asalto a los cielos

El asalto a los cielos

Era 18 de Octubre en Madrid. 2014, ya  hace un año y medio. Algunos dirán que ha pasado un mundo, otros, un suspiro (ya saben que los sentimientos provocan que un minuto no tenga 60 segundos exactos). Un profesor de universidad con una camisa sudada y de aspecto desaliñado daba un discurso apasionado, brillante desde el punto de vista sentimental, a una multitud entregada, a la que hizo sentir que los sueños ya no eran imposibles, que el sistema, antaño blindado, hoy tenía una grieta por la cual se iba a colar un nuevo movimiento cuyo cometido era restaurar la dignidad de los ciudadanos que se encontraba en mínimos tras una crisis económica, social y política devastadora. Era 18 de Octubre y el grito de guerra se hizo partido.

“Estoy seguro que muchos se acuerdan de esa final de los J.J.O.O de Los Angeles en 1984 (…)  Un equipo español que había realizado una gesta heroica, se enfrentaba a un equipo de ensueño americano con jugadores como Michael Jordan. Aquel partido era una fiesta, no se podía ganar. (….) En cambio, otro partido que si habrán visto muchos jóvenes, en 2008, España volvía a enfrentarse a los Estados Unidos pero esta vez era otra cosa. Un gran equipo nos hacía creer que teníamos muchas posibilidades de ganar, y estuvimos muy cerca. Y ahora estamos en una como ésta. No podemos cometer un fallo si queremos ganar a E.E.U.U. (…) No nos conformamos con haber llegado hasta aquí, porque podemos ganar el partido. No nos conformamos con quedar segundos en las elecciones generales porque nos tienen miedo. Sabéis, en aquel partido Rudy (Fernández) metió un mate en la cara de un tipo mucho más grande que él, y ese mate me recuerda una lección fundamental de la historia: El cielo no se toma por consenso, el cielo se toma por asalto”

FRAGMENTO DE DISCURSO DE PABLO IGLESIAS EN LA ASAMBLEA FUNDACIONAL DE PODEMOS

Ciertamente, aunque no se comulgue con las ideas del político, es un muy buen discurso, con un gran dominio de los gestos, con el léxico adecuado y dando un ejemplo muy representativo y gráfico del mensaje que quería transmitir. Porque el primer escollo que podría haber frenado a Podemos era que fuera visto como un movimiento efímero y sin recorrido real tras las Elecciones Europeas en las que consiguieron 5 eurodiputados. La política es un reflejo de la psicología de la comunidad, el ser humano tiende a resguardarse en el conjunto porque instintivamente creemos en el criterio del global y, si tomamos una decisión que no goza de popularidad, nos solemos desentender de ella ya que en el fondo necesitamos la aprobación de nuestros congéneres para reafirmar la misma. No invento nada, es el “efecto llamada” que ha garantizado la pervivencia de sistemas bipartidistas a lo largo y ancho del planeta y que había reprimido la irrupción de otras alternativas políticas anteriormente mediante el mal llamado “voto útil”.

Podemos se impulsó por encima de esta losa por acontecimientos como la asamblea fundacional en la que se dio una imagen de fortaleza y unión, por el gran dominio de su líder, Pablo Iglesias y del partido en general en las nuevas plataformas en las que se juega la política como Internet, redes sociales o tertulias políticas y por supuesto, unos medios de comunicación que dieron un espacio a esta nueva plataforma para desarrollase. Este último punto, no se debe entender en un contexto en el cual Podemos consiguiera una relevancia sobredimensionada en los medios por los intereses ocultos de ninguna cadena sino por la habilidad, primero de su líder y luego del partido para poder generar un material que sea atractivo para el “mass media”, muy al estilo de la política americana en la cual los platós se convierten en nuevos altavoces para obtener el voto, incluso con cuestiones ajenas a la ortodoxia política.

Podemos ha crecido, eso es un hecho. En unos hipotéticos juegos olímpicos a los que aludía Pablo Iglesias en el discurso, se podría decir que tras las elecciones europeas se consiguió clasificarse en el torneo, en mi opinión lo más complicado, ya que es muy difícil poder entrar a codearte con los grandes y medirte en el panorama político a tus rivales de tú a tú. Tras las autonómicas y municipales, Podemos dejó de convertirse, de una Cenicienta con sueños ilegítimos, a una realidad que, como Pablo Iglesias dijo, comenzaba a asustar a los grandes. El guión se seguía al pie de la letra, Podemos avanzaba y se agrandaba. Como era previsto, se le intentó desestabilizar con unas formas más o menos ilegítimas desde fuera, y sufrió una serie de crisis internas que copó más o menos bien. Con aciertos, errores y ya sin el colchón de criticar el sistema desde fuera del sistema, llegó el 2o de Diciembre. Unos resultados que dejaban a Podemos ni en Los Ángeles ni en Pekín (entiendan el recurso baloncestístico). En Podemos no se conformaban con ser segundos… Y fueron terceros.

Antes que nada, creo que debo aclarar mi opinión sobre este movimiento político. Coincido con muchas de las ideas que mueven al partido, es una respuesta necesaria a una clase política que se alejaba de la ciudadanía de a pie y han sabido moverse hábilmente para poder englobar y representar al movimiento del 15M. Han sabido ilusionar a gran parte de la sociedad con un proyecto nuevo y diferente a todo lo anterior, aprovechando un patrón común con otros movimimientos a lo largo de Europa, de diferentes ideologías que, en momentos de crisis, ofrecen soluciones nuevas que no se habían planteado anteriormente. En mi opinión, Podemos, tiene las herramientas y argumentos para tomar el cielo, pero y, llegando al final del discurso de Vistalegre, no coincido para nada en las formas en las que se quiere llegar a éste.

Me entristece profundamente ver en Podemos un halo sectario, de pureza ideológica por la cual, el foco de ese asalto no es dar con soluciones y propuestas claras que puedan enderezar el rumbo de este país. Es un gran error que Podemos asuma que asaltar los cielos sea igual a llegar al poder, y que para llegar al poder se tenga que borrar del mapa a las fuerzas que han representado tradicionalmente a la izquierda como IU y PSOE. No puedo tolerar que se iguale al Partido Socialista y al PP en temas como la defensa del estado del bienestar o el progreso social que se haya realizado en este país porque ésto únicamente es tergiversar. Por supuesto, el PSOE ha tomado decisiones como la aprobación de la ley 135 que no es precisamente una política de izquierda, pero, hay que tener claro que en un sistema con unos poderes fácticos por encima de los poderes políticos, se impusieron una serie de políticas austericidas sin otra alternativa, a las cuales, ya vimos someterse a un líder muy de la cuerda de Podemos como el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

El peor error al que puede llegar Podemos es que crea que la única manera de poder cambiar las cosas es llegar a tocar poder porque, en la búsqueda del poder, se pueden dejar principios de lado. La política no es una competición, no trata de vencedores ni vencidos, no va de cálculos concienzudos sobre qué decir o no para no perder votos porque el voto no es la medida de la política sino la acción por la gente. Jugar a los vicepresidentes o a hacer declaraciones que cojan con el pie cambiado a los demás partidos, a lo mejor pueden ser estrategias “brillantes” a la hora de captar indecisos, a lo mejor incluso es la manera para llegar a gobernar pero en mi opinión, estas acciones hacen que un movimiento puro, apasionante y atractivo pierda su brillo primigenio para convertirse en una caricatura de lo que en origen prometía ser.

No hay mejor ejemplo para ver la frustración que a mi me produce esta estrategia como el día en el que se constituyeron las cortes y la diputada Carolina Bescansa llevó a su hijo al congreso, siendo la imagen y noticia del día. Es verdad que se comenzó el debate en los medios de comunicación y por lo tanto, en la gente,  sobre la conciliación laboral. Un debate que toma un tono frívolo y frugal que, desde mi punto de vista, debería afrontarse en el Congreso de los Diputados de una manera seria mediante medidas legislativas que llegaran al ciudadano de a pie. Este simple gesto de llevar al bebé a la cámara, sin entrar en lo de acuerdo o en desacuerdo que esté con la acción, resulta contraproducente en cuanto a una estrategia de comunicación ya que, desafortunadamente, no se habló del paquete de medidas de emergencia social que si son contingentes para el ciudadano.

Insisto, me pueden llamar ingenuo, me pueden llamar retrógrado, a lo mejor estoy equivocado y la “nueva política” hace que los parlamentarios se dediquen más en que el ciudadano conozca sus propuestas que en la elaboración y ejecución de la misma. Es vergonzoso repartirse ministerios habiendo más de un 50 % juvenil, es penoso pensar en que primero se “asalta al cielo” y luego se mire por aquellos por los que, no olvidemos, se llega al poder. Porque si eres de izquierdas, no debes buscar la hegemonía en el espectro político como prioridad, buscando enemigos entre los que no piensan exactamente como tú, sino luchando contra las políticas ultraconservadoras que dañan a las clases más desfavorecidas. Soy consciente de que alguna de las críticas que hago no las puedo lanzar únicamente a este partido pero, cuando creas unas expectativas muy altas y tienes de tu lado la iusión de muchos ciudadanos (entre los que me incluía), se debe decir lo malo que crees de ese proyecto porque realmente las ideas detrás del mismo me importan, lo cual no me sucedía con otras plataformas políticas.

“Sabéis, en aquel partido Rudy (Fernández) metió un mate en la cara de un tipo mucho más grande que él, y ese mate me recuerda una lección fundamental de la historia: El cielo no se toma por consenso, el cielo se toma por asalto”

Porque el objetivo era meter un mate al gigante, no convertirse en uno de ellos.

Porque los ciudadanos no necesitan asaltar el poder, el poder únicamente reside en el bienestar de los propios ciudadanos.

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR

 

 

 

Wisconsin o el arte de renacer

Wisconsin o el arte de renacer

Ayer se conocieron los resultados de las primarias demócratas y republicanas en el estado de Wisconsin en las cuales Bernie Sanders y Ted Cruz dieron un golpe en la mesa, apuntándose sendas victorias que les impulsan para las votaciones que quedan hasta las convenciones en las que se elegirán los candidatos que lucharán por ocupar la Casa Blanca.

Antes que nada, se debe aclarar la importancia de este estado en el proceso de primarias norteamericano ya que en mi opinión, se da una relevancia sobredimensionada a Wisconsin seguramente debido a que, tras una serie de muchas primarias y caucus concentrados en las primeras semanas de marzo, el calendario electoral se descongestiona hasta el 19 de Abril (primarias en NY). Este “vacío” hace que Wisconsin se convierta en una especie de oasis en el desierto el cual es exprimido hasta la saciedad para los medios de comunicación como un estado clave para conocer el devenir de la campaña lo que , desde mi punto de vista, es una falsedad ya que este estado no es un reflejo de la diversidad de la población americana, ni es un “swing state” (Estado que varía su apoyo en cada elección entre demócratas y republicanos) ni siquiera es un estado rico en delegados pero a falta de pan buenas son tortas…

Ya entrando en harina, paso a analizar los resultados en el partido demócrata y republicano:

PARTIDO DEMÓCRATA

86 Delegados: SANDERS 57% (48) ; CLINTON 43% (38)

Que Sanders ha quitado de Clinton la etiqueta de “invencible” o “inevitable” es un hecho. El político de Vermont que , aunque no gane la nominación, ha cuestionado los límites del espectro político americano tras haber ganado siete de las últimas ocho votaciones tiene sin duda esa tendencia positiva que es resultado de haber movido (y que puede mover) a muchos votantes a votar por él.

Si bien es verdad que estados como Washington o Utah eran demográficamente muy favorables a Sanders, Wisconsin era visto como una victoria segura de la ex-secretaria de estado Hillary Clinton según todas las encuestas por muy amplios márgenes. El vuelco en las encuestas se da tras las contundentes victorias de Sanders en los estados del oeste después de los cuales el socialdemócrata consiguió tener el “momentum” que en E.E.U.U es determinante. El margen de la victoria de Sanders de más de 17 puntos y el número de delegados que Bernie Sanders ha recortado en las últimas primarias son factores muy favorables a Sanders ya que constituyen la única manera en la que el senador independiente puede tener posibilidades de conseguir la candidatura (como expliqué detalladamente en la entrada: “¿Bernie puede llegar a noviembre?”).

Clinton sigue teniendo todo a su favor para ser la candidata demócrata ya que de momento, además de su ventaja en delegados, sigue teniendo el apoyo del “establishment” del partido. Nueva York será clave para tomar la medida de la remontada de Bernie Sanders, un candidato que había sido dado por finiquitado pero que resiste en la carrera. Hillary Clinton debería preocuparse mucho si no gana en su estado porque ese sí que sería un golpe de efecto a su campaña.

PARTIDO REPUBLICANO

42 Delegados: CRUZ 48% (36) ; TRUMP 35% (6) ; KASICH 14% (0)

Y el establishment republicano eligió el veneno… Cito estas palabras en las que el senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, preguntado sobre quién preferiría entre Ted Cruz o Donald Trump para ser el candidato republicano, declaraba que era como si le eligieran morir con una bala en la cabeza o con veneno, lo mismo daría. Este me parece uno de los ejemplos más gráficos de un partido republicano roto, que ha ido dando tumbos por el temor a que Trump fuera el candidato y que, como última opción, ha elegido apoyar un candidato que prometía con romper con todo lo que el partido republicano había hecho hasta el momento, Ted Cruz, ese veneno al que, adivinen, Lindsey Graham, ha expresado su apoyo antes de las primarias en Wisconsin.

En una de las peores semanas para Trump en las que destacan su apoyo a que se “castigue” de alguna manera a las mujeres que aborten si se ilegaliza o la imputación de un delito por agresión de su jefe de campaña a una reportera, han mermado las opciones de Trump en un estado en el que partía con una ligera ventaja en las encuestas que ha dilapidado debido a tres razones:

1) Las polémicas anteriormente mencionadas (más las múltiples acumuladas por Donald Trump en la campaña)

2) La implicación activa en la campaña de Ted Cruz del gobernador del estado Scott Walker, que goza de una gran popularidad en Wisconsin y que se caracteriza por su firme oposición a Donald Trump con el que ha mantenido una confrontación que le ha costado muchos votos a éste

3) El deterioro progresivo de la imagen del magnate debido a la campaña que el partido republicano está ejerciendo contra Donald Trump tras mucho tiempo de letargo en el que la figura de Trump se ha agrandado. Si a esto lo unimos al hecho de que el “establishment” republicano se ha unido detrás de Cruz y que John Kasich pasa a parecer una figura irrelevante que ya no atrae el voto republicano tradicional, el senador Ted Cruz ha conseguido reducir las posibilidades de Trump de ganar los 1237 delegados necesarios y ha posibilitado que se llegue a una convención abierta en la que, curiosamente, podría no salir como el candidato del “establishment”

Ted Cruz, como Bernie Sanders nunca fueron los candidatos favoritos para llegar a Noviembre, es más, muchos dieron por muertas sus campañas lo que, en unas elecciones americanas hubiera sido lógico e incluso probable, pero, el que quiera conocer algo de las elecciones americanas en este 2016 debe entender que este proceso no tiene precedente alguno.

Wisconsin ha demostrado que puede resucitar imposibles, Nueva York será el indicador que nos dirá si era una ilusión o una realidad.

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR

 

10 de Enero = 2 de Mayo

10 de Enero = 2 de Mayo

Cumplimos 100 días de bloqueo político en España desde las elecciones del 20D que han dejado el parlamento más fragmentado en las once legislaturas que hemos tenido en España. Tras la investidura fallida de Pedro Sánchez, nos encontramos en un periodo de impasse en el cual las diferentes fuerzas políticas tratan, más que por llegar a un acuerdo, por reorganizar sus respectivos partidos y sofocar las crisis internas (como en el caso de PSOE o Podemos) para llegar en mejores condiciones a este último mes que promete ser intenso e imprevisible.

Hay que tener en cuenta que desde la sesión de investidura hasta el día de hoy, se empieza a sentir una resignación por parte de los partidos, pero también de amplios sectores de la sociedad a que la convocatoria de elecciones el 26 de Junio parece inevitable debido a que las posibles, (aunque complicadas) sumas, que podrían dar lugar a un gobierno son imposibles hoy en día por las posiciones que han tomado los partidos en el tablero electoral.

En mi opinión, aunque incluso antes del 20D viera muy probable una convocatoria   electoral, el calendario apremia y, si días antes de que se agote el plazo de la disolución del Parlamento alguno de los partidos ve peligrar sus expectativas electorales, se pueden ver movimientos de última hora que den lugar a que se conforme un gobierno. Se pudo ver un ejemplo muy cercano de un escenario de esta naturaleza en Cataluña donde, aun teniendo una aritmética parlamentaria más sencilla, la solución al bloqueo vino en el último día de plazo debido a la conjunción de dos factores que también podrían darse en España.

1) La semana antes de que se disolviera el Parlament, tras el rechazo de la CUP a la investidura de Mas después del famoso empate en la votación de la militancia, DiL consultó a Esquerra Republicana sobre revalidar la fórmula de Junts x Sí ya que unas nuevas elecciones podrían suponer un importante batacazo electoral para el partido. Además, desde el sector contrario a Mas de la CUP, se sondeó a Podem e ICV para concurrir a las elecciones en una coalición fuertemente de izquierdas que pudiera gobernar Cataluña, eso sí asumiendo un programa independentista. Ante la negativa a esas propuestas y teniendo en cuenta el coste electoral que podría suponer este proceso fallido para ambas formaciones, se redoblaron los esfuerzos por desencallar la situación.

El miedo a unas nuevas elecciones es real y transversal. Ser visto por el votante como el causante de una repetición electoral puede ser mortal para una formación política. Se debe tener en cuenta que se tiende a conservar lo que se consigue y es muy difícil poner en riesgo un buen número de parlamentarios. Si extrapolamos esta situación al ámbito estatal, debemos observar lo que dicen las encuestas. Las tendencias de los últimos sondeos dejan un panorama muy similar al parlamento actual, con C´s captando una pequeña parte del voto de PP e IU haciendo lo mismo con Podemos. Existe un riesgo evidente en cuanto a que se repitan resultados y que se vuelva a empezar este tortuoso proceso, causando un hartazgo evidente en el votante. Si no se evidencia una mala gestión de alguno de los partidos a última hora, solo veo dos factores capaces de dar lugar a un tablero electoral distinto: Una alta abstención que perjudicaría seguramente a los partidos de izquierda y sobretodo, que Podemos sea capaz de mantener sus coaliciones con fuerzas regionales y ampliar ese frente con la incorporación de IU. En esta clave ya trabaja el partido, siendo la mala relación con algunos aliados periféricos una de las causas por las cuales se dio el cese de Sergio Pascual. Si se ampliara ese acuerdo con Izquierda Unida, el sorpasso al PSOE y superar los 100 escaños estarían casi asegurados y una convocatoria electoral podría favorecer a Podemos pero, si no se da este acuerdo, Podemos podría quedar en una situación vulnerable ante unas nuevas elecciones, tal y como le sucedió en Cataluña, por ejemplo, al partido de Mas. Teniendo en cuenta esta última hipótesis, a Podemos le favorecería buscar que se formara gobierno , pero, tras la negativa a incluirse en el pacto que presentan PSOE y C´s se deberían buscar otras alternativas como se dio, ¿adivinan dónde? En Cataluña.

2) La situación por la cual DiL y CUP buscaban el acuerdo hizo a ambas formaciones ceder. El señor Artur Mas, al que la CUP había negado múltiples veces apoyar, daría un paso al lado dejando sitio a una figura del partido alejada del legado de Convergencia del cual quería distanciarse la formación anticapitalista. Un “outsider” como Carles Puigdemont que lideraría el ejecutivo en una legislatura corta y excepcional.

En España tendríamos dos posibles escenarios. El primero, en mi opinión improbable, supondría que Rajoy dimitiera y que una figura joven del PP alejada de la anterior plana mayor del partido como Cristina Cifuentes o Pablo Casado asumieran el liderazgo propiciando que el PSOE se abstenga dando lugar a ese gobierno. Veo muy difícil este escenario ya que, ni creo que Rajoy se sienta cuestionado en el partido ni el PSOE está hoy por hoy dispuesto a arriesgarse al coste electoral que supondría apoyar al PP, eso sí, si se repitieran elecciones y saliera un resultado similar al actual, veo esta posibilidad como la más viable de todas. El otro escenario, más probable, es uno en el que Podemos forme gobierno con PSOE y C´s. En este caso no es un problema de nombres como el catalán o la hipótesis anterior sino que es un problema de siglas. Podemos y C´s no quieren figurar como aliados políticos. Este rompecabezas podría resolverse con un independiente de prestigio del que ya ha hablado alguna vez Iglesias, un miembro de los socialistas de consenso como Josep Borrell o incluso el propio Pedro Sánchez si consigue solucionar sus problemas internos. Este gabinete podría incluir independientes y ministros de los tres partidos gobernando alrededor de un programa liberal en lo económico y con alto contenido social, para contentar a los dos partidos emergentes en una legislatura corta en la cual se deben tomar medidas muy específicas como la reforma educativa o la de la Constitución. Estas condiciones son llamativamente similares a las de la situación catalana en un contexto totalmente diferente. Este escenario es viable únicamente si Podemos no tiene garantizado el sorpasso al PSOE (sea con IU o sin ella).

Todas estas hipótesis a día de hoy son las únicas que creo pueden dar lugar a que se forme gobierno. Siempre una buena base para prever acontecimientos por suceder es observar hechos pasados muy similares a los estudiados, máxime si son tan cercanos en espacio y tiempo a la situación actual como lo ocurrido en Cataluña. Porque el 2 de Mayo puede ser una versión 2.0 de aquel 10 de Enero vibrante en el cual, a una hora del límite legal, se invistió a Carles Puigdemont. Cataluña y España, dos caras de una misma moneda que curiosamente siguen el mismo patrón de acontecimientos casi al pie de la letra.

Tan diferentes no seremos… 😉

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR

¿Bernie puede llegar a Noviembre?

¿Bernie puede llegar a Noviembre?

Advierto antes que nada que publicaré bastantes entradas sobre las elecciones americanas que personalmente estoy siguiendo con bastante interés e intentaré estar al día en cuanto al transcurso de la carrera demócrata y republicana hasta las convenciones en verano y posteriormente hasta elas elecciones en Noviembre.

Esta madrugada han habido caucus demócratas en los estados de Washington (101 delegados), Alaska (16 delegados) y Hawaii (25 delegados) que cierran una semana en la que también hemos tenido en primarias en Utah y Arizona (y Idaho para los demócratas) en los demócratas y los republicanos. Aunque seguramente hable más sobre el partido republicano que da lugar a muchas reflexiones, en esta entrada analizaré el campo demócrata a partir de los resultados en las primarias de esta semana.

RESULTADOS 22/3/16 y 26/3/16, DEM. (provisionales)

ARIZONA: (75 del.): Clinton 57,6% (44) ; Sanders 39,9% (30)                                                            

UTAH: (33 del.): Sanders 79,3% (26) ; Clinton 20,3% (6)                                                                                  

IDAHO: (23 del.): Sanders 78% (17) ; Clinton 21,2% (5)                                                                                

WASHINGTON: (101 del.): Sanders 72,7% (25); Clinton (9)                                                                        

HAWAII: (25 del.) : Sanders 70,6% (17); Clinton (8)                                                                                     

ALASKA: (16 del.): Sanders 81,6% (13); Clinton 18,4% (3)

Recuento provisional delegados: Sanders : 128 del. ; Clinton: 75 del.                                                              *(Faltan delegados por adjudicar en algunos estados)

Como podemos ver, está claro que ha sido una gran semana para Bernie Sanders ganando en prácticamente todos los estados  y consiguiendo recortar un gran número de delegados de la ventaja que Hillary había amasado anteriormente. Arizona fue el único lugar en el que Clinton tuvo un buen momento, en un estado en el que las minorías son numerosas, en cambio, Sanders ganó en los demás estados de mayoría blanca lo cual supone un patrón que se está repitiendo en todo este proceso.

La ventaja de Clinton en delegados incluyendo los superdelegados que han expresado su apoyo a alguno de los candidatos es de 1712 a 1004 a favor de Clinton, siendo necesarios 2383 delegados para conseguir la candidatura lo cuel evidentemente es una gran ventaja pero, ¿Sanders tiene alguna posibilidad real de batir a Hillary?

En primer lugar, era previsible que Sanders ganara estos caucus pero personalmente me sorprenden lo amplios que son estos márgenes. Aunque Hillary gane la nominación (que personalmente creo que ganará), Sanders ha conseguido algo impensable por muchos antes de que comenzaran las votaciones que es ganar en casi la mitad de estados y estar relativamente cerca de Hillary Clinton en el número de delegados.

Aun así, la única opción viable para Sanders para que sea el candidato (un tanto remota) es:

1) Ganar estados de población fuertemente blanca a priori favorables para él como Washington por márgenes muy grandes (70/30; 80/20). De momento ésto lo está consiguiendo como hemos visto esta semana

2) En estados más diversos y más favorables a Clinton como NY o California, que además reparten muchos delegados poder quedarse cerca del empate o incluso ganar aunque sea por pequeños márgenes sobre todo por el impacto que tendría ganar estos estados en cuanto a convencer a los superdelegados. Este punto personalmente me parece complicado que se de ya que, si bien es verdad que las encuestas han tendido a minusvalorar el voto de Sanders, los márgenes en los que se mueve Clinton en las encuestas en estos estados son muy amplios

3)Si y solo si se dan los dos puntos anteriores, Sanders tendría la posibilidad de presentarse ante los superdelegados como el mejor candidato posible, el que más delegados ha conseguido en las primarias y el que podría mover más gente en Noviembre para ganar la casa blanca. Esto podría hacer que los alrededor de 300 superdelegados que todavía no se han decantado por ningún candidato y algún miembro del partido que antes apoyó a Clinton voten en la convención a Sanders equilibrando la balanza en cuanto a los superdelegados y ganando en el número de delegados totales.

Sé que es un ejercicio de política ficción que es muy complicado que se dé ya que si falla un único de los factores enumerados anteriormente no va a existir nunca el camino de Sanders para conseguir la nominación aunque, de momento ya ha empezado con buen pie este sprint final, veremos cómo termina…

SIGAMOS POLITIKEANDO JUNTOS

AGR